Cuando las lluvias llegan todo se altera, en la calle nos encontramos más tráfico y a todo mundo corriendo para no mojarse, en casa, las filtraciones y goteras empiezan a aparecer. Si estos problemas no se atienden a tiempo tus techos y paredes pueden sufrir daños graves y el gasto va a ser ...